Antropoceno, ¿”merece” el ser humano una época geológica propia?

Antropoceno

Impacto lumínico desde el espacio

Desde hace varios años se viene discutiendo si los seres humanos somos lo suficientemente importantes por nosotros mismos para merecer nuestra propia época geológica. La gran influencia que ha tenido la humanidad sobre el planeta y su entorno causando extinciones e incluso alterando ciclos naturales y climáticos hace que se estudie añadir el llamado Antropoceno a la escala geológica global.

Desde 2009 un grupo internacional de científicos estudia introducir este nuevo concepto y dónde localizar el inicio de esta época. Actualmente se está preparando un informe que se presentará ante la Unión Internacional de Ciencias Geológicas en 2016. Este organismo es el único organismo competente encargado de decidir sobre las edades de la Tierra.

Hasta que se decida si se introduce esta modificación, seguiremos viviendo en el Holoceno, época que empezó hace unos 12000 años tras la última época de glaciaciones. El clima templado de este tiempo inter-glaciaciones es el que ha permitido a la humanidad avanzar con la rapidez que lo ha hecho, y ese avance y el impacto que el está teniendo sobre el mundo dónde vivimos es el que originó que se empezara a pensar en la inclusión de una nueva época directamente relacionada al ser humano.

Uno de los puntos claves y sobre el que existe más discusión es determinar cuando empezó esta nueva época geológica. Los dos puntos propuestos ha sido el inicio de la era nuclear a mediados del siglo XX  con los bombardeos de Hioshima y Nagasaki y posteriormente con accidentes como el de Chernóbil o la central de Fukushima que han dejado marcadores de radiación tanto sobre el ser humano como en los océanos y los sedimentos. Por otro lado se propone el inicio de la revolución industrial en el siglo XVII o incluso la aparición de la agricultura hace alrededor de 10000 años.

Los motivos que aportan las diferentes teorías para localizar el comienzo de esta nueva época geológica están relacionados con su aparición en el registro sedimentario. Imaginemos un geólogo dentro de 10000-20000 años, debería encontrar ciertas características diferenciadoras en los estratos asociados a la época para poder identificarlo como una época geológica propia.

Teniendo en cuenta estas premisas, relacionar el inicio de esta época con la aparición de la agricultura se debería a que es cuando el ser humano empieza a adaptar la tierra a él y no a adaptarse él al terreno. El movimiento de sedimentos que ha realizado el hombre desde este momento podría llegar a superar el ocasionado por cualquier tipo de fenómeno natural, preparando el suelo para el cultivo, con el uso de canteras, y posteriormente el uso industrial y en construcción de los materiales del suelo.

Por otro lado la consideración del inicio de la revolución industrial como punto de partida de este nuevo período se ha propuesto como inicio de esta época geológica argumentando que el inicio del uso de combustibles fósiles (carbón, petróleo, etc) y los elementos que su combustión vierte a la atmósfera aparecerían formando parte de un estrato característico. A su veces un uso del suelo más extensivo y una explotación de canteras y minas más intensa, también sería otro factor a tener en cuenta.

De todas formas estas dos proposiciones están casi descartardas, ya que aunque el impacto en los sedimentos sería muy amplio no afectaría a toda la superficie de la tierra, aún así, está en manos de la Unión Internacional de Ciencias Geológicas determinar si son relevantes o no estos datos.

La opción más acertada, y posiblemente la que tiene más posibilidades de ser elegida, siempre en el caso de que se acepte la introducción de esta nueva época en la historia geológica, es la de el comienzo de la era nuclear o atómica. Tanto los ensayos nucleares como los accidentes en centrales nucleares han hecho que las partículas radioactivas estén presentes sobre toda la superficie terrestre y vayan a mantenerse en tierra, agua y aire durante muchos años hacen que la extensión de este tipo de partículas sea suficiente para considerarse como con una extensión global.

El propulsor de este última hipótesis, Jan Zalasiewicz, científico de la Universidad de Leicester sostiene que además del impacto nuclear hay otros factores como el impacto del hombre y su tecnología así como la aparición de materiales como el plástico o el aluminio o como la concentración de CO2 en la atmósfera y la acidificación de los mares nos llevan a hablar de una “Gran Aceleración” que sería merecedora de este “honor”.

Todo queda a expensas del organismo que se encargará en 2016 de evaluar todos estos puntos y  determinar si el ser humano merece por si solo una época geológica y cuál será su comienzo, o si por el contrario, tal y como opinan otra gran parte de la comunidad científica “solo queremos darnos más importancia de la que realmente tenemos”.

Mas información: El calentamiento irreversible de la Tierra elevará el mar más de un metro¿Se heló alguna vez toda la Tierra?

Te puede interesar

Escribe un comentario